jueves, 2 de febrero de 2012

El Niño de las Suertes, un niño que hace "su santa voluntad"

El Santo Niño de las Suertes es una hermosa talla que representa a un Niño Jesús plácidamente dormidito usando como almohada una calavera.   Esta imagen tiene tambien una muy pintoresca y tierna historia.


¿Porque se le llama "El Santo Niño de las Suertes? Pues ni mas ni menos porque su santuario de destino, es decir, su futuro hogar, la oportunidad de tenerlo fue "echada a la suerte" entre varios conventos y templos de la Ciudad de México.
 
Según relatos, en los primeros años del siglo XIX en México, iban dos sacerdotes misioneros rumbo a Tlalpan, (al sur de la Ciudad de México) y en las inmediaciones oyeron el llanto de un niño ; no acertando de donde pudiera ser, por no haber por aquellos contornos ni una sola cabaña, determinaron acercarse, no dudando que el cielo, les deparaba algún misterio, como así sucedió, porque habiendose acercado al sitio de donde salía el llanto, vieron un hermoso niño desnudo, de unos cuantos meses de edad, y al tomarlo en las manos ¡ oh prodigio advirtieron que la Imagen quedó convertida en lo que es hoy. Al mismo tiempo brotó un manantial de agua, que desde entonces se denomina "El Ojo del Niño", que aun existe en la hacienda llamada de San Juan de Dios.
El par de evangelizadores lo pusieron a disposición del arzobispo Don Francisco Lizana y Beaumont, quien a su vez decidió sortear el sitio al que donaría la imagen para ser venerada. El sorteo se llevó a cabo y salió ganador el convento de San Bernardo; como el prelado sabía de la pobreza de las religiosas del convento, repitió la rifa varias veces y siempre salió ganador el convento de San Bernardo, lo que hizo reflexionar al arzobispo acerca de que la voluntad del niño era quedarse con esas pobres religiosas.
Se dice que el Niño favoreció al Convento de San Bernardo porque simpatizaba con los votos de pobreza de sus monjas de la Orden de la Asunción; su voluntad se hizo patente en las tres rifas que realizó el arzobispo.

 A causa de las dificultades que la Iglesia católica padeció en México con diversos gobiernos, el Niño de las Suertes fue a dar a Tacubaya pues las monjas se lo llevaron en una de tantas exclaustraciones; ahí estuvo muchos años por lo que también era conocido como "El Niño de Tacubaya", pero actualmente ya ha vuelto a cambiar de domicilio, ahora se encuentra en un convento de Xochimilco, a 10 minutos de la estacion del tren ligero "La Noria".
  
Su vestidito puede ser de distintos colores, pero los más frecuentes son el verde y el blanco.  La imagen reposa su cabeza sobre un cráneo, una posición que realmente alude a las "premoniciones" sobre su futura Pasión, o bien al triunfo de Cristo sobre la muerte.  Esta imagen y simbolismo del niño durmiendo y soñando con la cruz ya aparece en muchos cuadros, litografías, tallas y esculturas desde el siglo XVII en España.

Este Niño esta considerado como muy milagroso y sus devotos cuando quieren agradecerle algun favor le llevan juguetitos y sobre todo mucho amor.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

a mi me pareció muy bonito

KUKU dijo...

Pues a mi me gustó mucho que ese niñito sea venerado no solo en la ciudad de Mexico sino en todo el mundo.


Anónimo dijo...

Yo no conocia de esta representacion de Jesus. Pero por algo encontre esta pagina. Voy a tratar de encontrar esta imagen.

Anónimo dijo...

Considero que en México el sincretismo religioso
Marca mucho las imagenes que an surgido en nuestro país y probablemente la finalidad es manifestar el gran amor que Dios le tiene a nuestro país pues la virgen de Guadalupe es otro ejemplo de la simbologia mexica. Bien aventurados aquellos que la fe los embarga y sin necesidad de una imagen aman a Dios por sobre todas las cosas. Semiramis Gutiérrez Castillo.Veracruz