martes, 15 de enero de 2013

EL REY DEL REINO DE DIOS: CRISTO REY

CRISTO REY
"Rey de Reyes", "Rey del Cielo y de la Tierra", "Rey de los Santos y los Angeles". Estos son algunos de los nombres y títulos con que se nombra a Nuestro Señor Jesucristo.

Cuando fue crucificado Jesucristo, sus verdugos colocaron en su cruz un letrero con las siglas INRI,  acrónimo de la frase latina   "IESVS NAZARENVS REX IVDAEORVM"  la cual se traduce como "JESUS DE NAZARET, REY DE LOS JUDIOS. Esto fue en sentido acusatorio, infamante y de burla, sin embargo Jesucristo es realmente Rey, aunque como el mismo lo declaró: 
 "Mi reino no es de este mundo" 
porque su reino es principalmente espiritual y se refiere a las cosas espirituales. En varias ocasiones, cuando los judíos, y aun los mismos apóstoles, imaginaron erróneamente que el Mesías devolvería la libertad al pueblo y restablecería el reino de Israel, Cristo les quitó esa vana imaginación y esperanza. Asimismo, cuando iba a ser proclamado Rey por la muchedumbre, que, llena de admiración, le rodeaba, El rehusó tal título de honor mundano huyendo y escondiéndose en la soledad.

 En el Nuevo Testamento, esta misma doctrina sobre Cristo Rey se halla presente desde el momento de la Anunciación del arcángel Gabriel a la Santa Virgen María, por el cual ella fue advertida que daría a luz un niño a quien Dios había de dar el trono de David, y que reinaría eternamente en la casa de Jacob, sin que su reino tuviera jamás fin.
 La fiesta de Cristo Rey fue instaurada por el Papa Pío XI el 11 de Marzo de 1925 por medio de su Enciclica "Quas Primas" con la que el Papa quiso motivar a los católicos a reconocer en público que el mandatario de la Iglesia es Cristo Rey, a la vez que insiste en que el reinado de Cristo no se obtiene con violencia: 
"Posee Cristo soberanía sobre todas las criaturas, no arrancada por fuerza ni quitada a nadie, sino en virtud de su misma esencia y naturaleza"
El actual Papa Benedicto XVI ha señalado, como hizo su predecesor Juan Pablo II, que el reinado de Cristo no se basa en el "poder humano" sino por el amor y el servicio a los otros.
Posteriormente se movió la fecha de la celebración dándole un nuevo sentido. Actualmente se celebra el quinto domingo anterior al 25 de diciembre. Por lo tanto, su fecha varía u oscila entre los días 20 y 26 de noviembre.
Al cerrar el año litúrgico con esta fiesta se quiso resaltar la importancia de Cristo como centro de toda la historia universal. Es el alfa y el omega, el principio y el fin. Cristo reina en las personas con su mensaje de amor, justicia y servicio. El Reino de Cristo es eterno y universal, es decir, para siempre y para todos los hombres.

2 comentarios:

Nell dijo...

en la entrada del cuento sobre el pino de navidad no hay donde poner comentarios. yo no sabia de ese cuento y mucho tiempo me pregunte el por que del pino, por que era estrictamente un pino y no una palmera o cualquier otro arbol, gracias por compartir, puedo copiarlo y ponerlo en mi blog?

Creaciones para Niño Dios Sta. Matildita dijo...

Saludos Nell:

Ahora mismo arreglamos la entrada del cuento del arbol de Navidad para permitir comentarios; sientete libre de usarlo para tu blog.

Gracias por tu visita, esperamos verte por aquí en más ocasiones.